Musicology

Led Zeppelin - Houses of the Holy (1973)

Una de las bandas con más talento en la historia del rock. Su carrera comienza a finales de los ‘60 con 4 álbumes homónimos (Led Zeppelin I-IV) que definieron el hard rock: la Fender Telecaster de Jimmy Page desplegando riffs icónicos y solos monumentales (Whole Lotta Love, Stairway to Heaven) era acompañada por el virtuoso multiinstrumentista y compositor John Paul Jones, creando melodías únicas y con fuertes influencias del blues americano y la música celta (You Shook Me, The Battle of Evermore); la batería de John Bonham, quizás la persona más influyente que jamás haya tomado unas baquetas, envolvía el trabajo de cuerdas de Page y Jones con una técnica agresiva (Rock and Roll, When The Levee Breaks) y el tenor de Robert Plant y su rango vocal (Babe I’m Gonna Leave You, Immigrant Song) coronaban el exceso de emoción que caracteriza las tantas creaciones de la banda hasta su disolución, en 1980, tras la muerte de Bonham.

En la colección de Musicology contamos con el álbum Houses of the Holy (1973), donde la banda adquiere un sonido más maduro comparado con sus creaciones previas, sin perder una gota de virtuosismo. De la rápida The Song Remains The Same, el álbum pasa a la lenta balada The Rain Song; del funk de The Crunge, donde Page demuestra su versatilidad, pasa a la alegre D’yer Mak’er, con Bonham dando golpes secos a su batería. El punto alto del álbum es, sin duda, No Quarter. Una canción que debe escucharse con los ojos cerrados y el volumen alto. La joya de John Paul Jones.

Led Zeppelin - Houses of the Holy (1973)

Una de las bandas con más talento en la historia del rock. Su carrera comienza a finales de los ‘60 con 4 álbumes homónimos (Led Zeppelin I-IV) que definieron el hard rock: la Fender Telecaster de Jimmy Page desplegando riffs icónicos y solos monumentales (Whole Lotta Love, Stairway to Heaven) era acompañada por el virtuoso multiinstrumentista y compositor John Paul Jones, creando melodías únicas y con fuertes influencias del blues americano y la música celta (You Shook Me, The Battle of Evermore); la batería de John Bonham, quizás la persona más influyente que jamás haya tomado unas baquetas, envolvía el trabajo de cuerdas de Page y Jones con una técnica agresiva (Rock and Roll, When The Levee Breaks) y el tenor de Robert Plant y su rango vocal (Babe I’m Gonna Leave You, Immigrant Song) coronaban el exceso de emoción que caracteriza las tantas creaciones de la banda hasta su disolución, en 1980, tras la muerte de Bonham.

En la colección de Musicology contamos con el álbum Houses of the Holy (1973), donde la banda adquiere un sonido más maduro comparado con sus creaciones previas, sin perder una gota de virtuosismo. De la rápida The Song Remains The Same, el álbum pasa a la lenta balada The Rain Song; del funk de The Crunge, donde Page demuestra su versatilidad, pasa a la alegre D’yer Mak’er, con Bonham dando golpes secos a su batería. El punto alto del álbum es, sin duda, No Quarter. Una canción que debe escucharse con los ojos cerrados y el volumen alto. La joya de John Paul Jones.

× ¿Cómo puedo ayudarte?